Etiqueta: Pandemia

14
Mar

Terapia online

Gabriel Roldan Psicologia online

Hasta hace dos años era muy reacio a trabajar online, especialmente a realizar terapias personales.

El periodo de aislamiento del inicio de la pandemia me obligó a adaptarme y a utilizar las tecnologías para continuar con las terapias iniciadas, que además se vieron seriamente agravadas en la mayoría de casos.

Tras vencer mis resistencias iniciales y mi torpeza con la tecnología, hoy en día las videollamadas están plenamente integradas en mi trabajo cotidiano, llegando a ser utilizadas por 1 de cada 5 pacientes, con los cuales me conecto vía Skype o Zoom.

Este tipo de terapia está siendo utilizado por pacientes en su mayoría jóvenes que en su día iniciaron su terapia de forma presencial en Donostia pero hoy en día viven en diferentes partes del mundo, desde EE.UU a Australia pasando por Bélgica y Suiza.

Esto también ha posibilitado no interrumpir la terapia en usuarios que por algún motivo no puedan acudir a consulta un día determinado, lo que resulta interesante para todos.

Actualmente también estoy iniciando terapias con pacientes nuevos exclusivamente vía online, lo que resultaba impensable para mi hace dos años.

12
Dic

Sigo trabajando y qué bien que sea así

gabriel roldan animo pandemia

 

Al principio, como todas las personas tuve que incorporar el impacto de los primeros momentos del Covid y las posteriores evoluciones de la pandemia. Para mí fue importante aprender a gestionar el miedo dentro de mis otras muchas emociones, darme cuenta de cómo me afectaba y aceptarlo como compañero de viaje. Esto me ayudó a calmarme y aliviar la tensión interna que siento ante las incertidumbres de lo que sucede y las ansiedades del devenir.

El cuerpo es ese otro radar que nos envía señales de como de verdad estamos viviendo la realidad y que a veces con la cabeza no podemos ver. Puede mostrarse a través de los síntomas físicos como dolores de cabeza, cansancio, dolores musculares, insomnio, tristeza o síntomas depresivos.

En nuestro vivir cotidiano han cambiado nuestros mecanismos de distensión como la cervecita o el café en el bar con las amigos, los viajes, y otras muchas cosas en la cotidianidad. Es básico no desatendernos. El ejercicio físico, los bañitos en el mar, el yoga, la lectura, oír música y pasear alivian. Soy también más consciente del valor de las pequeñas cosas que son importantes y los planes son a corto plazo.

Estoy viendo que nos preocupa cómo serán las navidades y los riesgos de reunirnos con nuestros familiares. Bueno, siempre ha tenido sus peligros la familia y algunos se alegran de que sean diferentes. El distanciamiento social sí es una consecuencia de todo esto, la soledad no es igual para todos y un drama en algunos casos.

Con respecto al trabajo en la consulta hay una pérdida de referencias en el encuadre tradicional que hay que ir reinventándolo; he incorporado la mascarilla progresivamente y veo cómo esto afecta en la expresión de las emociones.

En todo momento están presentes los confinamientos de los pacientes cuando enferman y los sustos cuando se dan casos en mi entorno. He incorporado la terapia on-line, que antes me resistía a utilizar y ahora es una herramienta de utilidad.

Los grupos de supervisión y terapia continúan, lo cual me parece muy importante para mantener el encuentro y la relación con los otros. Con todo ello he seguido trabajando en estos tiempos nuevos. El trabajo es pesado, denso y a veces me viene la fantasía de la jubilación pero es un reto interesante, como casi siempre.

Os invito a leer este interesante artículo publicado en «El País»: La dureza de ser psicólogo en una pandemia

10
Abr

Interesantes guías de apoyo para estos tiempos nuevos

Iñaki Markez, Patricia Insua y Fernando Pérez Del Río desde su experiencia y con la rapidez que les caracteriza nos orientan para dar respuestas socio-sanitarias y humanas por dónde transitar en este laberinto de emociones que nos van sucediendo día a día.

Voy viendo aparecer comportamientos y síntomas del modo en qué va afectando a cada persona el confinamiento, además del estrés asociado a las situaciones de las que tenemos que hacer cargo. Es un momento potente profesionalmente para reflexionar y actuar.

Gracias colegas, amigos de otros viajes, por estar estar ahí abriendo caminos, acompañándonos.

Os invito a leer y compartir estas cuatro guías tan interesantes: